• belvalfisioterapia

¿Cuándo debemos acudir a una valoración de suelo pélvico?

Actualizado: jun 19

Por fin inauguramos el blog!


En los últimos años se ha empezado a hablar mucho de la fisioterapia de suelo pélvico, pero sigue habiendo aún mucho desconocimiento sobre esta especialidad del campo de la fisioterapia. Por ello, hoy os contamos cuando debemos acudir a un fisioterapeuta especialista a que valore tu musculatura pélvica.


Debemos empezar contando que esta musculatura no solo está presente en el cuerpo de la mujer; de hecho muchos hombres también presentan determinadas patologías que mejoran mucho con el tratamiento de fisioterapia.


  • Si tienes escapes de pis al toser, estornudar, al realizar cualquier esfuerzo o si necesitas con urgencia ir al baño porque de otra forma no consigues retener el pis. Se llama incontinencia urinaria de esfuerzo / urgencia y tiene solución.


  • Si tienes dolor en las relaciones sexuales. Este hecho se conoce con el nombre de dispareunia y también tiene tratamiento con resultados muy beneficiosos para tu calidad de vida.


  • Si tienes dolor menstrual incapacitante que no te deja hacer vida normal o que te obliga a medicarte. Lo conocemos con el nombre de dismenorrea y del mismo modo tiene tratamiento.


  • La incontinencia fecal o de gases, que siempre supone un tema tabú, tiene unos resultados de mejora tras un tratamiento con fisioterapia muy buenos.


  • Si tu ginecólogo/a te ha diagnosticado un prolapso (cistocele, histerectocele, retrocele, enterocele) o te notas un bulto o sensación de pesadez en la vagina. En estos casos, la fisioterapia también puede ayudarte mucho.


  • Si realizas ejercicio de impacto o fuerza (crossfit, running, halterofilia, peso libre...). Una mala gestión de las presiones en la cavidad abdominal y pélvica es muy común en este tipo de deportes, lo cual afecta de lleno a la musculatura pélvica y sus órganos.


  • Si has sido intervenido de una cirugía abdominal y/o pélvica (histerectomía, cesárea, hernias, prostatectomías...).


  • Si has estado embarazada (ya hayas tenido un parto vaginal o una cesárea), el peso que ejerce el bebé a lo largo de todos los meses de embarazo suele dañar las estructuras que sujetan el útero (músculos, ligamentos y articulaciones pélvicas).


  • O simplemente si quieres conocer más de tu cuerpo y aumentar la conciencia sobre esta parte de él.


En Belval tenemos una unidad especializada en la valoración y el tratamiento de las disfunciones de suelo pélvico. Muchas de ellas son un tema tabú que afectan gravemente a la calidad de vida de los pacientes y sobre las que podemos hacer un gran trabajo de ayuda y mejora.

17 vistas0 comentarios